Joven se vuelve a colocar su toga para que su abuelita enferma no se pierda su graduación

El instante de la graduación es un instante muy sustancial tanto para los alumnos como para sus familiares, independientemente de la etapa académica que sea. Ya que es un grane esfuerzo para algún alumno, asi sea a nivel intelectual, físico, financiero y emocional.

A lo largo de una ceremonia de graduación, acostumbran estar presente los familiares más cercanos, aunque no en todos los casos tienen la posibilidad de estar presente todas la gente que nos agradaría.

Asi sea por trabajo, patología, distancia o algún otro fundamento, puede que una de esos conocidos cercanos no logren ayudar a este acontecimiento tan particular para nosotros.

Esto fue lo que le sucedió a Orlando Emanuel Ramos Rosado, un estudiante perteneciente de Puerto Rico. De acuerdo con la información compartida por el Metro PR, el joven fue a conocer a su abuelita enferma hasta el hospital donde se encontraba para contarle que se había graduado del Recinto Universitario de Mayagüez (RUM).

“Es desepcionante cuando entiendes que, de haber podido, habría estado ahí. Pero, de esta forma como ella logró el sacrificio de llegar hasta uno, en este momento nos toca devolverle.”

Orlando detalló al Metro PR que su abuela, a quien llama cariñosamente “Abuela Mother” había estado ausente en todos los eventos y reuniones familiares a lo largo de los últimos 3 años por su avanzada edad. Además, padece de una patología que la dejó postrada en la cama desde ese momento.

Al llegar al hospital en donde estaba su abuela, el joven se volvió a ubicar la toga para que su abuela pudiera ver a su nieto graduado del bachillerato.

El tierno video que ha compartido Orlando en su cuenta de Twitter se volvió viral de manera rápida y centenares de personas no dudaron en felicitarlo por su accionar. Además, otros recordaron a sus conocidos cercanos a quienes no lograron ver cuando brindaron este considerable paso.

“Crecí con mi abuela y fue a todas mis graduaciones. Pero un año antes de graduarme de bachillerato ella quedó encamada gracias a un derrame. El día de mi graduación además me puse la toga para que ella me viera y me tome una foto con su cama. Me trajiste esa memoria. Éxito”, escribió uno de los individuos.

“A mi abuelita le faltó verme en mi graduación de la facultad. Se quedó dormida un año antes de que sucediera. Me alegro que pudieras comunicar ese bello instante con ella”, recordó otra usuaria.

Lloró ella, he llorado yo y lloró mi mami claro, pero consta que fue de emoción y de alegría.”

Para Orlando, que su abuela fuera testigo de su enorme logro y sueño personal era muy sustancial. Además, había logrado conseguir su encabezado universitario con una de las notas más altas de su clase, por lo cual su orgullo era todavía más importante.

Updated: 24/06/2022 — 11:04 PM